Acciones asiáticas registran pérdidas semanales trimestrales, dólar estable cerca de máximos de 20 años Por Reuters


© Reuters. FOTO DE ARCHIVO: Un hombre con un paraguas mira un tablero electrónico de cotización de acciones fuera de una casa de bolsa en Tokio el 7 de abril de 2015. REUTERS/Issei Kato

por Andrew Galbraith

SHANGHÁI (Reuters) – Las acciones asiáticas recortaron pérdidas el viernes después de una sesión volátil para las acciones estadounidenses, mientras que el dólar rondaba máximos de 20 años mientras los inversores seguían digiriendo las preocupaciones sobre la inflación persistentemente alta y el endurecimiento de la política del banco central.

Esas preocupaciones finalmente superaron las esperanzas en Wall Street de que la alta inflación podría estar llegando a su punto máximo, empujando el cierre para confirmar un mercado bajista el jueves, con casi un 20% menos que su máximo histórico de enero.

En una entrevista más tarde ese día, el presidente de la Reserva Federal de EE. UU., Jerome Powell, dijo que la batalla para controlar la inflación “incluiría algo de dolor”. Y repitió su expectativa de aumentos de la tasa de interés de medio punto porcentual en cada una de las próximas dos reuniones de política de la Fed, al tiempo que prometió que “estamos preparados para hacer más”.

Pero después de fuertes pérdidas un día antes, las acciones asiáticas rebotaron al alza el viernes por la mañana.

El índice más amplio de MSCI de acciones de Asia-Pacífico fuera de Japón subió un 1,5% desde el cierre mínimo de 22 meses del jueves, recortando sus pérdidas de la semana a alrededor del 3%.

Las acciones australianas subieron un 1,53%, mientras que el índice bursátil subió un 2,61%.

En China, el índice CSI300 de primera línea subió un 0,41% y el de Hong Kong subió un 2,21%.

“Tuvimos algunos movimientos bastante grandes ayer, y cuando ves esos grandes movimientos, es natural retroceder un poco, especialmente porque es viernes y se acerca el fin de semana. Realmente no hay una nueva narrativa”, dijo Matt Simpson, senior market. analista de City Index.

“Creo que llega un punto en el que te quedas sin vendedores. No estoy realmente seguro de que esto vaya a ser un repunte de compras en este momento, posiblemente un repunte de cobertura de posiciones cortas antes del fin de semana”.

Los movimientos al alza en las acciones se reflejaron en la caída de los bonos del Tesoro de EE. UU., con el rendimiento de referencia de los EE. UU. a 10 años subiendo hasta el 2,8895% desde el cierre del jueves en el 2,817%.

El rendimiento a 2 años, sensible a las políticas, fue de 2,5941 %, frente a un cierre de 2,522 %.

“Dentro de la forma de la curva del Tesoro de EE. UU., no estamos viendo ninguna señal de recesión/desaceleración particularmente nueva, solo la misma desaceleración marcada y constante destinada para el segundo semestre de 2023”, Alan Ruskin, estratega macro de Banco alemán (ETR:), dijo en una nota.

El dólar estadounidense se mantuvo cerca de máximos de 20 años, respaldado por la demanda de refugio seguro, ya que Rusia se enfureció por el plan de Finlandia de solicitar la membresía en la OTAN, y Suecia podría seguir su ejemplo.

Moscú calificó el anuncio de Finlandia de hostil y amenazó con tomar represalias, incluidas medidas “técnico-militares” no especificadas.

El , que lo rastrea frente a una canasta de monedas de otros socios comerciales importantes, bajó un 0,1% a 104,64. Pero el dólar se fortaleció frente al yen, que cotizaba a 128,95 por dólar después de alcanzar un máximo de dos semanas de 127,5 durante la noche.

La moneda única europea se mantuvo un 0,15% firme hasta $1,0395 después de cotizar a la baja más temprano en el día.

La criptomoneda bitcoin también subió, superando los $30,000 después del colapso de TerraUSD, una supuesta moneda estable, que la llevó a un mínimo de 16 meses de alrededor de $25,400 el jueves.

En los mercados de materias primas, los precios del petróleo subieron en el contexto de una prohibición pendiente de la Unión Europea sobre el petróleo ruso, pero aun así registraron su primera pérdida semanal en tres semanas, afectados por las preocupaciones sobre la inflación y los bloqueos de China por el COVID que ralentizan el crecimiento mundial.

subió un 1,28 % hasta los 107,49 dólares por barril, y el índice de referencia global subió un 1,5 % hasta los 109,06 dólares por barril.

que había tocado fondo en tres meses por el alza del dólar, subía un 0,23% a 1.825,86 dólares la onza.

Leave a Reply

Your email address will not be published.