El Programa de Asistencia al Migrante de NMSU recibe millones en fondos de subvenciones para continuar

El programa también recibe apoyo de la Legislatura del estado de Nuevo México.

LAS CRUCES, NM (KTSM) – El Programa Migrante de Asistencia Universitaria (CAMP, por sus siglas en inglés) de la Universidad Estatal de Nuevo México recibió una subvención de $2.4 millones de la Oficina de Educación Migrante del Departamento de Educación de los EE. .

El Programa de Asistencia para Migrantes en NMSU comienza su programa con una beca de $ 1500 por estudiante de primer año para estipendios de libros, asignaciones para comidas y tutoría y apoyo entre pares.

Hemos atendido a 564 estudiantes que han pasado por nuestra puerta. Ahora que nos han reembolsado, son al menos 30 estudiantes más cada año.

Martha Estrada, Directora, Programa Migrante de Asistencia Universitaria de NMSU (CAMP)

CAMP de NMSU es uno de los 11 programas financiados de 40 en todo el país que compitieron por estas subvenciones.

El programa también recibe apoyo de la Legislatura del estado de Nuevo México.

El Programa Migrante está en medio de la celebración de su 20 aniversario de existencia.

Cumplimos 20 años y tuvimos varias festividades que se centraron y celebraron los éxitos de nuestros estudiantes trabajadores agrícolas que ahora se encuentran en todo el país. Fue maravilloso escuchar las historias de nuestros exalumnos de CAMP sobre cómo se siente que el programa les ha transformado la vida.

Cynthia Bejarano, Regents Professor e investigadora principal de grant

Dr. Carlos Cano, médico de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nuevo México, estuvo entre varios ex alumnos de CAMP que formaron parte de un panel. Da crédito a las técnicas de estudio que aprendió a través de CAMP por haberlo ayudado a lograr su sueño de obtener un título en biología y convertirse en médico. No solo trata a los pacientes y capacita a los residentes médicos entrantes, sino que también es profesor asistente en la facultad de medicina.

“Hay varios niveles para ingresar a la escuela de medicina, por lo que, siendo una persona de color, es importante para mí ser un defensor de aquellas personas que históricamente están subrepresentadas en esta profesión”, dijo Cano. “Es muy satisfactorio poder enseñar a los residentes y verlos crecer a lo largo de su carrera”.

“Renovar con éxito una subvención tan competitiva varias veces es un logro importante que brinda un apoyo fundamental para nuestros estudiantes de familias trabajadoras agrícolas migrantes”, dijo Enrico Pontelli, decano de la Facultad de Artes y Ciencias. “Esta última subvención, que lleva este programa a 25 años, demuestra la eficacia de NMSU CAMP coordinado por Cynthia (Bejarano) y Martha (Estrada), trabajando en estrecha colaboración con su equipo de CAMP y los partidarios de la comunidad”.

Para la cohorte de estudiantes de primer año de 2020-2021, Bejarano dijo que los estudiantes de NMSU CAMP tuvieron una tasa de retención del 93 por ciento después de su primer año en NMSU, mientras que el 70 por ciento de los graduados de licenciatura de NMSU CAMP se han quedado en la fuerza laboral de Nuevo México.

“Cada programa tiene objetivos comunes, así como un conjunto separado de metas y objetivos que son exclusivos de esa institución, exclusivos de esa programación y exclusivos de la población trabajadora agrícola”, dijo Bejarano. “Hemos tenido éxito en la creación de programas que funcionan para nuestra población particular de estudiantes. El sur de Nuevo México y el este de Nuevo México son nuestras principales áreas de contratación. Desde el año pasado, hemos reclutado más en el norte de Nuevo México, donde estamos reclutando trabajadores agrícolas indígenas. Estamos ansiosos por servir mejor a esta comunidad. También tenemos nuestras comunidades agrícolas más tradicionales de Nuevo México como Hatch, el área de Deming y el área de Anthony, en términos generales”.

Por primera vez este verano, Estrada explicó que organizaron un día del Programa de Educación para Migrantes (MEP) CAMP de NMSU. Algunas escuelas públicas tienen este programa para estudiantes trabajadores agrícolas migrantes, un programa hermano de CAMP. Estos estudiantes fueron invitados al campus para una feria de información.

“Muchos de estos estudiantes nunca habían puesto un pie en el campus, aunque podrían vivir al final de la cuadra o en Las Cruces o Anthony”, dijo Estrada.

Los estudiantes, los padres y el personal del programa MEP pudieron visitar varios departamentos académicos, escuchar a los profesores y estudiantes que han sido parte de esos programas, solo para estar expuestos a diferentes carreras. En una feria de carteles, los estudiantes actuales compartieron sus investigaciones con los estudiantes visitantes. También almorzaron en el Restaurante Taos.

“Nuestros estudiantes y también otros estudiantes de CAMP sirvieron como mentores virtuales para estos niños, pero esta fue la primera vez que pudimos asociarnos con nuestro Distrito Escolar Independiente de Gadsden local y los programas de educación para migrantes de las Escuelas Públicas de Las Cruces para traer físicamente al campus. Después de visitar los departamentos académicos, nuestro departamento de atletismo presentó a nuestros estudiantes. Les permitieron caminar por el campo de fútbol y lanzar algunas pelotas de fútbol. Los estudiantes pudieron experimentar cómo es estar en la universidad durante al menos medio día”.

En el próximo ciclo de cinco años, NMSU CAMP agregará un componente de salud a su programación STEM, convirtiéndose en un programa STEM-H CAMP.

“Este nuevo componente de salud realmente surgió por COVID y por las preocupaciones y necesidades de nuestras familias trabajadoras del campo”, dijo Bejarano. “Nos dimos cuenta de que muchos de nuestros estudiantes están interesados ​​en el campo de la salud”.

NMSU CAMP se está asociando con la escuela de enfermería y otros departamentos de salud de la universidad, además de trabajar en estrecha colaboración con Amador Health en la comunidad, que también forma parte de la junta asesora de CAMP.

“Creo que ahora, al pasar a los próximos cinco años, podemos ver realmente cómo les está yendo a nuestros exalumnos en sus carreras y vidas profesionales y trabajar con ellos para ayudarnos a guiar a la próxima generación de estudiantes que trabajan en el campo” Bejarano dijo.

Ozvaldo Muñoz, actualmente ejecutivo de Marriott Corporation, es uno de los muchos ex alumnos de CAMP que reflexionó sobre el éxito del programa.

“Estos estudiantes no provienen de familias adineradas y algunos de ellos, como yo, quizás no tengan el GPA más alto del mundo para obtener grandes becas”, dijo Muñoz. “Pero CAMP está ahí para darte la oportunidad de cambiar el camino de tu vida. Eso es lo asombroso”.

Para noticias locales y de última hora, deportes, alertas meteorológicas, videos y más, descargue la aplicación GRATUITA KTSM 9 News desde el Tienda de aplicaciones de Apple o el Tienda de juegos de Google.

.

Leave a Reply

Your email address will not be published.